Ignoran vendedores Hora del Planeta

Decenas de focos de los vendedores ambulantes en la Alameda Central permanecieron encendidos mientras el palacio de Bellas Artes apagó sus luces en favor de La Hora del Planeta.

"Nadie nos invitó y la verdad es que lo hubiéramos pensado porque esta es la hora en la que más vendo", afirmó el taquero Brando Cuéllar, quien ajeno a la pantalla que a sus espaldas anunciaba las ciudades que se habían unido al evento mundial, seguía ofreciendo sus tacos.

En contraste doña Érika Hernández, vendedora de dulces, aseguró que si les hubieran avisado, podrían haber participado, porque de todos modos, muchas veces se quedan sin luz.

"Estamos colgados de la luz, con diablitos, por eso no sería raro que se fuera en un apagón".

El bullicio y movimiento de la zona de vendedores en la Alameda, contrastaba con la oscuridad de la explanada de Bellas Artes, sólo iluminada por algunas diademas fosforescentes que portaban en las cabezas.

A lo largo del país, 365 lugares se sumaron a la iniciativa de apagar la luz durante una hora convocada por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF por sus siglas en inglés).

Omar Vidal, director para México de la WWF, anunció que en coordinación con autoridades, empresas y Gobierno buscan demostrar su preocupación por el cambio climático.

"Los ciudadanos del mundo mandamos un mensaje a nuestros gobernantes sobre la preocupación del cambio climático y en México se unieron a las acciones 11 ciudades", afirmó.

En conferencia de prensa, subrayó que la Hora del Planeta es la mayor campaña ambiental en la historia.

"Consiste en apagar las luces y cualquier aparato eléctrico prescindible durante una hora, para demostrar así que cada uno de nosotros podemos tener un impacto positivo en la reducción del consumo mundial de energía y en la lucha frente al cambio climático", dijo.

Durante la conferencia, Juan Rafael Elvira Quesada, Secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), informó que 365 sitios en todo el país se unieron a la iniciativa de la Hora del Planeta.

"Monumentos, avenidas, áreas de exposiciones, oficinas, se apagarán por una hora, pero no sólo se trata de eso", el funcionario llamó a cambiar formas de vida, para que éstas se basen en el uso racional de los recursos naturales.

A Nancy y Armando, la hora les perjudicó su estudio fotográfico en Bellas Artes.
Adriana Alatorre, Reforma, 28 de marzo.